Salud al volante en viajes largos

salud viajes largos

Fuente: tuvozentuvida.com

 Son muchos los desplazamientos que se esperan a lo largo del puente que llega. Seguramente hoy mismo emprenden su viaje para reencontrarse con amigos y familiares. A continuación detallamos algunos consejos de salud que deben tenerse en cuanta al volante, sin descuidar las recomendaciones y obligaciones que marca la Dirección General de Tráfico (DGT) para prevenir accidentes.

Medicamentos que puden alterar la conducción.

Hay muchos medicamentos que, ya en su prospecto, advierten de que afectan negativamente a la concentración y a la capacidad de conducir.

Eso sucede con los ansiolíticos, sedantes e hipnóticos, pero también con analgésicos y antimigrañosos, antihistamínicos, antipsicóticos, antidepresivos tricíclicos, algunos antibióticos…. y también con relajantes musculares, medicamentos para la hipertensión arterial, para la diabetes…

Por otro lado, la capacidad de visión puede verse alterada por los colirios. Si tomamos varios medicamentos, existe la posibilidad de que interactúen y afecten también a su capacidad de concentración. Hay que tener en cuenta estas consideraciones si vamos a viajar, consultar al médico si conocemos con antelación los medicamentos que tomaremos o que conduzca otro.

Pautas para mantenerse despierto

  • Evitar comidas copiosas antes de conducir y no beber nada de alcohol, que produce somnolencia aparte de reducir la capacidad de reacción y multiplicar la posibilidad de accidentes.
  • No salir en ayunas: tomar comidas ligeras de fácil digestión y beber bastante (agua y bebidas sin alcohol) antes y durante el viaje.
  • Pónerse al volante descansado, tras haber dormido bien la noche anterior.
  • Procurar no hacer el trayecto durante las horas habituales de sueño.
  • El café o la cafeína pueden ser contraproducentes. No hay que intentar remediar la somnolencia a base de bebidas con cafeína: cuando su efecto se pasa, el cansancio vuelve a aparecer con más intensidad.

Descansar durante el trayecto

  • Si se nota adormecido o cansado, descansar: es mejor parar fuera de la calzada y dormir, antes de arriesgarse a tener un accidente. Parar algunos minutos cada pocas horas o en cuanto se detecte el menor síntoma de cansancio.
  • Hacer paradas cada 200 o 300 km o cada 2 horas. Si hace mal tiempo o hay tráfico intenso, las paradas deben ser más frecuentes.
  • Salir del coche en esos momentos de descanso. Aprovechar para estirarse, dejar que los niños jueguen un rato, ir al baño, beber agua, ventilar el coche…

 

Salud en carretera

Atención Farmacéutica

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s