La alimentación: clave para mantener el colesterol a raya

Aceite de oliva

Fuente: aceitedeoliva.net

Tenemos que vigilar nuestro nivel de colesterol. Según fuentes expertas, casi el 60% de la población española entre los 35 y los 64 años supera los niveles aceptables de colesterol, calculados en 200 miligramos. Estas cifras son preocupantes, puesto que el colesterol es uno de los principales factores de riesgo de las enfermedades cardiovasculares, que causan casi el 40% de todas las muertes que hay en España.

¿Tener colesterol siempre es malo?

El colesterol no siempre es malo, sino que también es necesario, puesto que forma parte de la estructura de las membranas celulares del cuerpo. Todavía más, a partir de esta molécula se fabrican otros (la vitamina D, algunas hormonas y los ácidos biliares) de gran importancia para el organismo.

Casi la mitad del colesterol que circula por la sangre lo produce el propio organismo de forma natural, y otra porción del colesterol lo obtenemos de los alimentos.

La influencia de la dieta en nuestro nivel de colesterol

Cuando nos referimos a los alimentos, tenemos que tener en cuenta que tiene efectos más nocivos la ingesta de alimentos ricos en grasas saturadas que el propio colesterol, aunque a menudo se une el elevado contenido en colesterol y el de grasas saturadas, como es el caso de las grasas animales (cordero, mantequilla, cerdo, embutidos, etc.).

Una dieta rica en grasa saturada puede favorecer la aparición y desarrollo de hipercolesterolèmia (exceso de colesterol), por la capacidad que tiene este tipo de grasa de elevar los niveles de colesterol en sangre.

¿Qué alimentos contienen colesterol?

Sólo contienen colesterol los alimentos de origen animal, entre los cuales destacan vísceras, carnes y embutidos, nata y mantequilla, bollería y pastelería (si traen como ingredientes lácteos o grasas animales y huevo).

Aun así, hay algunas grasas vegetales que también tienen una gran capacidad para elevar los niveles de colesterol y de triglicéridos: son las grasas de coco y de palma, utilizados sobre todo en pastelería, bollería y platos preparados.

Ni el aceite de oliva ni los aceites de entonces, como el de gira-solo, contienen colesterol, puesto que son de origen vegetal.

Recomendaciones

Para mantener una dieta saludable hay que limitar la ingesta de colesterol a menos de 300 mg/día. Se tiene que consumir sobre todo grasa procedente del aceite de oliva, y aumentar el consumo de alimentos ricos en antioxidantes naturales (alimentos vegetales en general), puesto que estos antioxidantes, sobre todo vitaminas y minerales, tienen la propiedad de reducir o impedir la oxidación de las partículas grasas y la acumulación posterior en las paredes de las arterias.

También se sabe que la fibra que contienen ciertos alimentos (frutas, legumbres y algas) tiene la facultad de captar determinadas sustancias a nivel intestinal (por ejemplo el colesterol y las grasas) y de impedir la absorción.

En caso de colesterol elevado, la primera medida consiste a seguir una dieta baja en grasas saturadas y colesterol; y si así no es posible disminuir el colesterol, hay que recorrer a los fármacos que hay para reducirlo, acompañados siempre de una dieta rica en frutas, verduras, cereales, legumbres y pescado, es decir, con un bajo contenido en grasas saturadas.

Atención farmacéutica

Farmacia online aquí

Anuncios

¿Esa persona tan especial es hipertensa? Regálale salud: control de niveles, alimentación y tratamiento

Los excesos de la Navidad pueden llegar a ser peligrosos para personas con enfermedades crónicas, como la hipertensión. Es importante volver a establecer rutinas saludables de alimentación, tomarse la medicación de manera correcta y llevar un control de los niveles de presión arterial, por eso proponemos como regalo de Reyes el aparato Tensoval, es una manera de entregarle un poco de salud a la persona que quieres.

Tensiómetro

 

Recomendaciones para medir la tensión arterial con un tensiómetro

  • Como la presión arterial cambia a lo largo del día y de la noche, haz la medición siempre a la misma hora.
  • Busca una habitación tranquila, sin ruidos ni interrupciones, con una temperatura de 20-25º C.
  • Debes estar relajado. No beber, comer, fumar ni hacer ejercicio físico la media hora anterior.
  • Reposa 5 minutos antes de la toma.
  • Siéntate cómodamente con la espalda apoyada en el respaldo de la silla, no cruces las piernas y quítate la ropa que pueda oprimirte el brazo.
  • Si el tensiómetro es de brazo, coloca el manguito dos o tres centímetros por encima del codo. Deja la palma de la mano boca arriba y el codo lígeramente flexionado a la altura del corazón.
  • Si el tensiómetro es de muñeca, pon la muñequera a la altura del corazón.
  • No hables durante la medición.
  • Realiza dos mediciones separadas al menos dos minutos y quédate con el resultado de la media de ambas.
  • Apunta los valores obtenidos para informar a tu médico.
Atención farmacéutica

Farmacia aquí

En busca del equilibrio nutricional mundial desde la infancia

Desnutrición y obesidad infantil en Farmacia D. Girbau de Sabadell (Barcelona)

Fuente: accioncontraelhambre.org

Con motivo del Día Mundial de la Alimentación, que se conmemora hoy mismo, queremos hacer referencia a la injusta descompensación nutricional que sufren los niños de todo el mundo. Por un lado, un escalofriante dato: 10.000 niños mueren de hambre al día, mientras que España encabeza Europa en obesidad infantil con una tasa de cerca del 20%.

Ambos extremos, suponen problemas graves para la salud de los más pequeños y hay que luchar que la balanza se equilibre. Por ello, mostramos nuestro apoyo a organizaciones como Acción contra el Hambre, que ha lanzado una campaña destinada a sumar esfuerzos contra la dictadura del hambre. Con ella se pretende movilizar a la población en las redes sociales para denunciar los crímenes de esta dictadura y que se colabore con algunas de las armas disponibles para hacer la revolución capaz de derrocarla.

Y, por otra parte, desde el lugar que nos corresponde como profesionales sanitarios queremos recordar los riesgos de la obesidad infantil. A corto plazo son la aparición de hipertensión arterial y la elevación de los niveles de triglicéridos en sangre, dos problemas que pueden derivar en enfermedad cardiovascular.

Así mismo, hay riesgo de sufrir diabetes tipo II no dependiente de insulina, que es la forma de diabetes propia de la edad adulta y que hasta ahora era bastante extraño encontrar en la niñez.

Los niños obesos pueden presentar problemas a las articulaciones, sobre todo a las rodillas, que aguantan un peso que no corresponde a su edad, y también a la piel, porque se producen comenzadas y estrías que en situación de peso normal no aparecerían.

La obesidad también tiene en los niños repercusiones psicológicas, puesto que hay que tener en cuenta la posibilidad de ser el centro de las burlas de los compañeros, por la poca preparación en los deportes o por las dificultades que encuentran para vestirse.

Ante estas situaciones, el niño obeso quizás encontrará consuelo justamente comiendo más, y entrará así en un círculo vicioso.

La urgencia de adquirir hábitos alimentarios saludables

Los hábitos alimentarios se aprenden en edades muy jóvenes, y adquirirlos de forma correcta conducirá a una mejor prevención de la obesidad.

Todos los alimentos están permitidos si se toman con moderación. Evidentemente, algunos, más calóricos que otros, se tendrían que tomar en cantidades limitadas, como es el caso de las salsas de acompañamiento, los embutidos, los productos de pastelería… En cuanto a las bebidas, habrá que aplicar el mismo criterio. En caso de siete, hay que beber agua; cualquier otra bebida será permitida sólo de forma extraordinaria.

Tomarse en serio este lema: más movimiento y menos horas de televisión y ordenador

Se tendrá que valorar también el tiempo empleado para mirar la televisión y las horas ante la pantalla del ordenador, sobre todo si esto va acompañado de la presa de alimentos. El tiempo dedicado a actividades sedentarias se tiene que combinar con otros momentos para la práctica de uno o más deportes.
Cuanto más horas se ocupen en actividades sedentarias, más fácil será que aparezca obesidad.
Si el niño mantiene estos principios en su alimentación y los acompaña de la práctica regular de cierto nivel de actividad física, a buen seguro conseguirá mantener un peso adecuado a su talla. Todo esto comporta tiempo, paciencia y una fuerte motivación por parte del niño y la familia. Sólo un comportamiento alimentario y un modo de vida equilibrados servirán para luchar con eficacia contra la obesidad.

Alimentación infantil

Infantil aquí

Fuentes: cofb.net, europapress.es y 20minutos.es

Hábitos saludables en los más pequeños para cuidar los corazones del mañana

Día Mundial del Corazón en Farmacia D. Girbau de Sabadell (Barcelona)

Fuente: apologym.es

Hoy queremos hacer referencia al cuidado del corazón y a la prevención de las enfermedades cardiovasculares. En especial de los más pequeños de la casa, debido al alumento de la obesidad infantil en los países occidentales durante los últimos años. Mañana es el Día Mundial del Corazón y se celebra con el lema “un mundo, un hogar, un corazón”.  Desde el hogar se pueden potenciar hábitos para prevenir las enfermedades cardiovasculares y los infartos en el futuro. ¿Cómo? Atendiendo de una manera saludable a los más pequeños, generando hábitos que continúen a lo largo de su vida.

Es de vital importancia incentivar a los niños para que hagan ejercicio físico: deportes y juegos que impliquen actividad física. Por otra parte, una alimentación rica en frutas y verduras es fundamental y, ahora que se acaban de incorporar al colegio, recordaremos una comida que suelen hacer bastante poco saludable: la de la hora del recreo. En este momento los niños suelen comer bollería industrial  ya que es fácil de transportar y los pequeños no presentan mucha dificultad para comérsela. ¿Dónde quedó el bocadillo tradicional? El pan puede ser muy saludable combinado con los ingredientes adecuados: pavo, jamón serrano, lechuga o tomate son sólo alguno ejemplos de lo que puede llevar un niño a media mañana en forma de bocadillo en beneficio de su corazón.

Descubre la causa de tu cefalea y disminuye su frecuencia

Dolor de cabeza. Farmacia D. Girbau de Sabadell (Barcelona)

Fuente: latrola.net

La cefalea, que popularmente se conoce como dolor de cabeza, es una sensación dolorosa localizada en el cráneo. Es un síntoma que puede presentarse acompañado otros, como pasa a la mayoría de los procesos febriles, o como síntoma destacado de alguna enfermedad, aunque, igualmente, puede aparecer como única patología.

Casi todo el mundo ha sufrido cefalea en algún momento de la vida, y por eso es uno de los principales motivos de consulta. Son frecuentes las cefaleas que se presentan por situaciones de tensión, estados de estrés, ansiedad o depresión, sea en episodios aislados, que pueden fácilmente relacionarse con aquella situación concreta, o de manera crónica, con manifestaciones, incluso, diarias.

La localización del dolor puede variar, y también llegar a desaparecer durante parte de la jornada; en estos casos, la cefalea suele desaparecer durante el sueño por la noche.

Ya que no existe un tratamiento que acabe con las cefaleas de manera definitiva, es importante encontrar las causas que la originan y evitar que se repitan con frecuencia.

¿Cuáles son las causas más frecuentes del dolor de cabeza?

El factor desencadenante más habitual es el estrés, al cual siguen en frecuencia las alteraciones del sueño, sea por falta o por exceso. Por otro lado, las crisis de migraña también pueden desencadenarse por carencia de alimentación durante muchas horas o, incluso, por la ingestión de determinados alimentos. En estos casos, los alimentos que pueden provocar migrañas varían según la persona; así, por ejemplo, considerando los más directamente implicados en la aparición de crisis, se encuentran los alimentos ricos en tiramina (como queso o chocolate), nitritos (que se incorporan como conservantes a las salchichas, jamón, bacon, etc.) o glutamato sódico (otro conservante responsable del conocido síndrome del restaurante chino, que aparece 20 minutos después de haber empezado la comida con una cefalea sorda, discreta y con sensación de tensión). Finalmente, también el consumo de alcohol, sobre todo de vino blanco y cava, la participación del cual está comprobada, se asocia a su aparición.

¿Qué me puedo tomar si tengo dolor de cabeza?

Sigue leyendo

¿Mejor de “tupper” o en el comedor? Consejos para alimentarle siempre bien

Comienza la famosa vuelta al cole repleta de recortes económicos. Entre ellos, queremos destacar los relacionados con los comedores escolares, ya que influye directamente en la salud de los más pequeños.  En Cataluña, la consejera de Enseñanza, Irene Rigau, ha calculado que se cobrará en torno al 50 % de los seis euros que cuesta de media un menú diario a los niños que se traigan el “tupper” de casa y que esta iniciativa supondrá un ahorro de cuatro millones de euros en el presupuesto de su Departamento para becas de comedor.

Federación Española de Asociaciones de Dedicadas a la Restauración Social (Feadrs), justifica este cobro recordando que los contratos entre sus socios y los colegios incluyen no sólo los ingredientes y la elaboración de los menús, sino también la contratación de monitores, nutricionistas y equipos de limpieza.

Lo cierto es que monitores y nutricionistas ejercen una labor importante en la alimentación de los niños, sobre todo de los más pequeños porque pueden tener dificultades para comer solos, no comer las cantidades adecuadas o ser demasiado selectivos con la comida y no ingerir la variedad de alimentos que necesitan.

Pero, ¿realmente ejercen su labor los monitores y nutricionistas sobre un niño que se trae la comida en un “tupper”?

Desde los colegios es difícil garantizar que la comida que se trae de casa se haga en recipientes adecuados y que el transporte se realice en buenas condiciones.
Por otra parte, también es complejo supervisar que cada uno de los niños trae un menú equilibrado y con valores nutricionales correctos. Luego, el pago a los nutricionistas y monitores de los colegios queda en tela de juicio, teniendo en cuenta las dificultades mencionadas.

Al final, cuando se trae el “tupper” de casa, el principal responsable de la alimentación de los niños es de sus padres o tutores, por ello a continuación dejamos un pequeño gráfico a modo de consejo para orientar sobre una correcta alimentación infantil.

Pirámide nutrición infantil en farmacia D. Girbau de Sabadell (Barcelona)

Fuente: dietas.net

Alimentación infantil en farmacia D. Girbau de Sabadell (Barcelona)

Infantil aquí

Fuente principal: efeagro.com

El tránsito intestinal del bebé en verano

Es un icono que utiliza Farmacia D. Girbau para ilustrar los articulos relacionados con la alimentación infantil.

Nutrición infantil en Farmacia D. Girbau

El calor del verano acentúa muchos problemas típicos en niños menores de 3 años. En concreto pueden aparecer molestias que dificultan la tarea de alimentarles como es debido. Pero, ¿cuándo realmente son preocupantes? El vómito, el extreñimiento y las diarreas suelen traer de cabeza a los padres durante las vacaciones. A veces aparecen por la influencia de cambios de horarios, alimentación o lugares. A continuación explicaremos cada punto y daremos las claves para saber cuándo buscar ayuda profesional seria:

El vómito y la regurgitación. ¿Qué los distingue?

Hay que distinguir el vómito de la regurgitación, más frecuente en lactantes, sobre todo después de las tomas, especialmente si se les acuesta inmediatamente después de comer. Se trata de una pequeña cantidad de comida que los bebés explusan muchas veces al eructar. No tiene mayor importancia siempre y cuando el bebé tenga buen aspecto y gane peso. Aún así, puede utilizarse una leche adaptada anti-regurgitación en las que hay adición de fibra soluble de carácter espesante (goma de semilla de algarrobo o almidón) administrando tomas más pequeñas y seguidas.

Otra cosa distinta es el vómito propiamente dicho, que puede ocurrir por diversas causas:

  • Exceso de movimiento durante o después de una toma, especialmente cuando no eructan después de comer; el ajetreo por el afán de que expulse el aire puede provocar el vómito.
  • Alimentos mal preparados, inadecuados a su edad, excesiva cantidad o volumen de alimento.
  • Afecciones intestinales como la gastroenteritis etc. Si hay vómitos asociados a cambios en el comportamiento del bebé -rechazo del alimento, aletargamiento, estado febril- debe informarse inmediatamente al médico.

Fuentes de Nutribén aseguran que “especialmente en bebés y niños pequeños es importante la reposición de los fluidos perdidos con el vómito. Si un lactante ha vomitado lo mejor es dejarlo tranquilo unas 2-3 horas, ya que en ese periodo la irritabilidad y el espasmo del estómago se atenúan o cesan. Al intentar darle de beber antes de esas 2-3 horas se corre el riesgo de que vuelva a vomitar. Pasado ese periodo mantenerlo exclusivamente con líquidos (zumos, agua azucarada, un suero o bebida de rehidratación de la farmacia)”, hasta que empiece a tolerar el alimento que tomaba habitualmente.

El extreñimiento, más frecuente desde el biberón

Es el icono de la sección de Infantil, propiedad de Fiocommerce S. L., utilizado en sus páginas web para farmacias.

Accede a Infantil aquí

Es una alteración de la frecuencia y la consistencia de las deposiciones, con enlentecimiento del tránsito intestinal que se manifiesta como una dificultad para la evacuación espontánea y periódica de las heces. Las deposiciones son duras y cuesta emitirlas, requiriendo por parte del bebé o niño un verdadero esfuerzo el expulsarlas.

Las heces de los bebés varían totalmente de uno a otro en su forma color, consistencia y frecuencia. Nutribén hace esta clasificación: Sigue leyendo