SOS. Bebé con dermatitis, ¿cómo puedo conseguir que mejore?

Higiene infantil en la Farmacia D. Girbau de SabadellLa dermatitis en niños menores de dos años es uno de los problemas más comunes en los bebés. A veces puede presentarse como algo pasajero y poco relevante y otras puede dificultar seriamente la vida del bebé por el picor y las dificultades para dormir.

Muchos padres se preguntan cuál es la mejor forma de actuación ante la dermatitis. No hay que ser alarmistas, pero sí seguir unas pautas, sobre todo de higiene para su prevención y mejoría. En la mayoría de los casos a partir de los dos años desaparece o si sigue su curso lo hace de manera mucho menos severa. La dermatitis se manifiesta con brotes que van y vienen cambiando la intensidad. Se percibe en los bebés en las mejillas, pecho, brazos y piernas; en niños más mayores suele salir detrás de las orejas o en la parte interna de codos y rodillas.

¿Cómo debe realizarse la higiene del bebé con dermatitis?

Hay padres que piensan que el baño debe ser diario, pero lo cierto es que el agua reseca mucho la piel, por lo que con rutinas de higiene diaria es suficiente y una ducha de agua templada si el bebé se ensucia o está sudoroso, un máximo de dos o tres veces por semana.

El gel que debe utilizarse debe ser sin detergente y de pH ácido, inferior a 7. Después del baño debe secarse la piel ligeramente, con toces suaves, sin frotar y aplicar siempre una crema hidratante con el aporte suficiente de lípidos.

¿Qué ropa debe usar un bebé con dermatitis?

Los tejidos deben ser suaves, ligeros y transpirables, de algodón o lino. Hay que evitar el uso de prendas de fibra, lana o aquellas gruesas o rugosas, ya que pueden irritar la piel. También pueden ser perjudiciales los apliques de plástico y de goma de la ropa.

No es conveniente que el niño esté muy abrigado, ya que el calor y la sudoración reactivan el eccema.

La ropa de cama debe estar confeccionada con tejidos naturales.

¿La dermatitis es sinónimo de alergia?

No tiene por qué, aunque suele estar relacionado. El médico suele recomendar hacerse unas pruebas si tiene además otros síntomas alérgicos como rinitis, diarreao o asma o bien si la dermatitis empeora a pesar del tratamento que le haya dictado. Así averiguará si tiene alergia a algo que está en contacto con su piel o a sustancias que inhala.

Infantil en Farmacia D. Girbau de Sabadell

Aquí Infantil

Fuente principal: serpadres.es

Anuncios

¿Mucha ducha? la piel requiere higiene… pero suave

Higiene corporalLa gran mayoría de la población en países desarrollados tiene unos hábitos de higiene personal más o menos correctos, pero aún quedan aspectos que mejorar y bastante por aprender.

Un problema que pueden encontrarse las pieles en verano es un exceso de contacto con el agua que puede ocasionar sequedad en la piel que unida al efecto del sol se acentúa aún más.

El calor y el exceso de sudoración hace que muchas personas tengan la necesidad de ducharse más a menudo. Al mismo tiempo el baño diario en piscinas o el el mar también contribuye a una ducha posterior para retirar restos de cloro, sal o arena de la piel. Así surge la necesidad de ducharse hasta 2 ó 3 veces al día.

Estos hábitos veraniegos provocan un emeporamiento de la piel sensible y seca. Por ello, desde la farmacia recomendamos el uso de productos de higiene en la ducha de pH neutro y evitar el uso de jabones para mantener el equilibrio de la piel. Los geles con estas características retiran la suciedad de la piel sin dañar la dermis superficial.

Por supuesto, recomendamos aplicar una hidratante corporal de acuerdo con el tipo de piel después de la ducha.

Higiene personal en farmacia

Aquí Higiene

¡Ñam, ñam! Los primeros mordiscos y la verdadera razón de su llanto

Productos infantiles en la Farmacia D. Girbau

-¡Cómo llora! ¿Qué le pasa? ¡Oh! ¡Si tiene fiebre y todo!

– Sí, es porque le están saliendo los dientes.

Esta breve conversación tan típica sobre los bebés tiene sólo parte de verdad. Los dientes no son la causa directa de muchos problemas de los que se le suele echar la culpa: diarrea, llantos, fiebre…

Entro los 6 y los 30 meses de edad los pequeños pasan por el proceso de dentición que sí produce inquietud, aumento del babeo, rechazo del biberón y mordisqueo de los puños…. ¡y de cualquier cosa! Su predilección son los objetos duros y fríos porque les calman la sensción que sufren en este momento en las encías. Fuentes de Nutribén, aseguran que la verdadera causa de los síntomas mayores “son las pequeñas infecciones que pueden coger, ya que se lo llevan todo a la boca”, pero el proceso de dentición en sí, no provoca tales males.

Ayuda a evitar estos problemas contar con “mordedores” que sólo utilice el bebé para tal fin y que se puedan hervir para desinfectar a menudo. También existen bálsamos y geles que calman las encías.

¿En qué momento empieza la higiene bucal de un bebé?

Es conveniente comenzar con la higiene dental desde la aparición de la primera pieza, sobe todo para crear hábito. Hasta los 10 ó 12 primeros dientes se le pueden limpiar al bebé usando una toalla húmeda. Después se puede utilizar un cepillo infantil y dárselo a él para que “juegue” un rato con él lavándose los dientes e ir creado rutinas. Conviene no usar pasta de dientes hasta que el niño no entienda y sepa cómo enjuagarse correctamente.

¿Quieres saber más sobre los dientes de tu bebé? No dudes en ponerte en contacto con nosotros para hacernos cualquier consulta. También puedes seguirnos en Facebook y compartir tu experiencia.

Todo sobre tu bebé buscando el siguiente icono tras pinchar sobre él:

Categoría de Infactil en la web www.farmaciadgirbau.com

Farmacia online