Regala una cesta de cuidados para los Reyes de la casa

Cesta para bebés

Explícanos cómo quieres la cesta en la RESERVA EXPRESS de http://www.farmaciadgirbau.com

¡Los peques de la casa!…ellos son los que más ilusión transmiten cuando se acercan los Reyes Magos. ¿Tienes que hacer algún regalo especial para un bebé? Te proponemos nuestras cestas de higiene y cuidado de su piel cargada con juguetes para sacarle más sonrisas.

Elige el tamaño de la cesta y te la hacemos además teniendo en cuenta tus gustos y las necesidades de ese niño que tanto te importa.

Cestas para bebés

Más artículos de infantil aquí

Anuncios

Higo, miel, espliego, aceite de almendras,…Regala una cesta de beneficios naturales para la piel

¿Te faltan regalos de Navidad por hacer? Aquí tienes una maravillosa opción: cesta de regalo Body Refresh de Apivita con gel y leche corporal que ¡además incluye una crema de manos como obsequio!

Higiene. Naturales. Apivita

¿Por qué elegir Body Refresh en el cuidado corporal diario?

El 91% de sus ingredentes son naturales:

  • El higo, el aloe vera y la miel hidratan y dejan la piel suave y refrescante.
  • Los aceites de oliva, almendra y la manteca de karité nutren la piel y ayudan a conservar la elasticidad.
  • Los aceites esenciales de espliego y geranio tonfican y ayudan a alivar las tensiones.

Encuentra productos de Apivita en la sección de BELLEZA de la web:

Cremas

Belleza aquí

 

Prevención de las escaras de decúbito, dermatitis y eccemas en personas mayores

Higiene corporalUno de los grupos de población con más riesgo de deshidratación de la piel son los ancianos, por lo que prestar atención a su higiene y cuidado para que la superficie corporal no sufra es fundamental para evitar problemas mayores. Para ello recomendamos utilizar geles a base de aceite en la ducha que reponen los lípidos y la hidratación de la piel, así como utilizar las cremas con características que beneficien a su tipo de piel.

Se calcula que el 75 % de las personas mayores de 64 años sufren xerosis o sequedad cutánea que a menudo provoca picores que pueden dificultar el sueño y ocasionar lesiones leves en la piel por el rascado.

¿Por qué los mayores tienen la piel más seca?

La edad supone una serie de cambios en el organismo y los que provocan una mayor necesidad de hidratación en los ancianos son los siguientes:

  • Alteración de las glándulas del sudor.
  • Disminución de la secreción sebácea de la piel.
  • Menor ingesta de líquidos, debido la disminución de la sensación de sed.
  • Algunos medicamentos como diuréticos y para bajar los niveles de coresterol.

Complicaciones que se evitan con la correcta higiene e hidratación de la piel del anciano Sigue leyendo

Atópico, seborreico, de contacto y deshidrótico. ¿Te suenan a chino? Son eccemas: reconócelos y mejora tu piel

Higiene en la farmacia D. Girbau de SabadellLa piel a veces nos juega malas pasadas por causas desconocidas. Uno de los misterios con los que el ser humano ha tenido que aprender a convivir son los eccemas. Son inflamaciones de la piel que presentan diversas lesiones: zonas enrojecidas o eritemas, picor o prurito, vesículas, pálpulas y exudación.

Sobre todo el paciente se queja de que la piel está reseca, se le ha puesto muy roja y de que le pica muchísimo. Al rascarse la zona puede comenzar a exudar o ponerse húmeda.

¿Cuántos tipos de eccemas existen?

  • Atópico o también conocido como dermatitis atópica

Tiene muchas variantes y se caracteriza por placas de costras rojas de piel inflamada. Algunas personas que la padecen sufren también de alergias, asma o rinitis o desarrollan con posterioridad.

Es muy frecuente en niños y les sale en la parte interior de los codos, muñecas y detrás de las rodillas pero también puede aparecer en el cuello, los tobillos y los pies. En niños mayores suele darse en las manos, los pies y los párpados. En bebés también se presenta en las mejillas.

  • Seborreico o dermatitis seborreica

Son lesiones escamosas que a menudo aparecen en el cuero cabelludo y en la cara. Al igual que en el resto de los eccemas, el picor es uno de los síntomas más característicos. Sigue leyendo

Descubre tu tipo de piel

Conocer el tipo de piel es muy importante antes de elegir un tratamiento para su cuidado.
¿Quieres saber cuál es el tuyo? El próximo 11 de mayo vendrá a la farmacia una dermoconsejera del laboratorio BE+ para asesorar a los clientes con recomendaciones individuales para cada caso, pero siempre con el objetivo de lucir una piel perfecta. Ya puedes coger cita. Ponte en contacto con nosotros y sabrás cuál es el tratamiento que más le conviene a tu piel.
Estos son los diferentes que nos podemos encontrar, según el Consejo General de Colegios Oficiales de Farmacéuticos:

PIEL GRASA

Este tipo de piel presenta una mayor actividad de las glándulas sebáceas. Tiende a constituir emulsiones con la fase continua formada por lípidos, dando lugar a una emulsión epicutánea de fase externa oleosa. Se distinguen varios tipos de piel grasa
con diferentes características:

  • Piel grasa seborreica.

Este tipo de piel se presenta, principalmente, en individuos de raza latina.

  • Piel grasa deshidratada.

Se desarrolla cuando la secreción sebácea modifica su composición cualitativa,
disminuyendo la proporción de lípidos hidrófilos. En estas condiciones la emulsión
epicutánea no se forma o es insuficiente para proporcionar una adecuada protección, puesto que disminuye el agua retenida al evaporarse esta con más facilidad y , por lo tanto, la piel se deshidrata.

  • Piel grasa asfíctica.

Es una piel que ha conseguido este estado por la utilización errónea de productos cosméticos. Por ejemplo, la ocupación de productos demasiados astringentes que cierran los poros provoca una alteración en la composición de la secreción sebácea, originando la producción de grasa solidificada que, por la hipertrofia de la capa córnea, tiene dificultades a salir al exterior. Esto origina la aparición de quistes sebáceos o quistes de millium.

PIEL SECA

La piel seca presenta una emulsión del manto epidérmico de fase externa acuosa
(O/W). Una correcta función barrera presupone una superficie cutánea lisa, flexible,
sin fisuras, sin grietas y con una descamación imperceptible. Las pieles secas se desarrollan como consecuencia de una disminución en el contenido de agua del estrato córneo, dificultando esta función barrera. Esta hidratación del estrato córneo depende de muchos factores, tanto internos como externos.
La sequedad cutánea se caracteriza para presentar aspereza, descamación, pérdida de flexibilidad y elasticidad, grietas e hiperqueratosis.
Dentro de las pieles secas ocasionales o temporales se encuentran principalmente las pieles secas alipídicas y las pieles secas deshidratadas.

Las pieles alipídicas

Se caracterizan por una disminución del nivel lipídico en la secreción sebácea, ocasionando la deshidratación de la capa córnea por una menor protección de la emulsión epicutánea. Estas pieles suelen presentar:

  • Color blanco rosado.
  • Espesor fino.
  • Aspecto mate y marchito.
  • Poros cerrados e imperceptibles a simple vista.
  • Tacto áspero.
  • Fácil descamación.
  • Tendencia a presentar arrugas.
  • Resiste muy mal los cambios climáticos.
  • Las glándulas sebáceas y sudoríparas se encuentran disminuidas de volumen.
  • Toleran mal los jabones.
  • Se broncea con dificultad.
  • No suele tener comedones.
  • Pérdida de elasticidad.
  • La sensibilidad a los agentes externos favorece la aparición de rojeces y descamaciones..

Las pieles deshidratadas

Deben su sequedad a un déficit de agua en el estrato córneo. Los agentes externos favorecen la eliminación del agua superficial conduciendo a un resecamiento y mayor descamación córnea. Sus características son:

  • Tacto áspero.
  • Piel con espesor fino.
  • Aspecto mate, sin brillo.
  • Gran tendencia a las arrugas y al hecho que se infecten los poros (grandes).
  • Tolera muy mal los jabones.
  • Broncea difícilmente.
  • Fácil descamación.
  • Mala adaptabilidad a los cambios climáticos.
  • Piel muy sensible, que se irrita con facilitado
  • Sensación de tirantez.
  • No suele presentar comedones.

PIEL NORMAL

Es aquella el manto de la cual hidrolipídico se encuentra correctamente formado, con una cantidad de lípidos idónea y constituyendo una emulsión de fase externa acuosa (O/W) o de fase externa oleosa (W/O), muy constituida. La función barrera no presenta ninguna alteración y la hidratación cutánea presenta una normalidad absoluta. Sus características son:

  • Color rosado uniforme.
  • Tacto muy suave, aterciopelado. Propio de pieles jóvenes.
  • Espesor fino.
  • Lisa, sin arrugas y elástica.
  • Flexible, tónica.
  • Poros cerrados y pequeños.
  • No hay presencia de aspectos poco estéticos como manchas, poros abiertos o líneas tirantes.
  • No hay brillo grasiento.
  • Tiene una superficie lubricada y humedecida.
  • Presenta una buena tolerancia a los jabones.
  • Broncea al sol en exposiciones normales y controladas.
  • Resiste bien los cambios de temperatura.

Hay situaciones en que según la localización la piel es seca y grasa, puesto que la distribución de las glándulas sebáceas y sudoríparas no es homogénea. En esta
situación intermedia, se admite la clasificiación de piel mixta como estado fisiológico
cutáneo que alterna las características de piel seca y grasa, en unas condiciones de normalidad..

PIEL SENSIBLE

Es toda aquella que tiene un umbral de tolerancia inferior al de una piel normal, es decir,
reacciona frente a estímulos a los cuales una piel normal no reacciona, sufre sensaciones de incomodidad como calor, tirantez, enrojecimiento o prurito, y es frágil, clara y sujeta a rojeces difusas y/o patologías (acné, dermatitis atópica…).
En el estrato córneo de estas pieles aparecen una serie de cambios:

  • Eliminación de lípidos.
  • Eliminación de sustancias solubles celulares y agua.
  • Desnaturalización y desdoblamiento de proteínas.
  • Descamación.
  • Cambios en el contenido detectable de enzimas.
  • Engrosamiento de la capa córnea con una serie de cambios.

La piel sensible debe su alta reactividad a la protección cutánea insuficiente, a la
hiperreactividad alérgica y a problemas microcirculatorios.

¿Qué le pasa a la piel en primavera? Consejos de hidratación

Queremos recibir la llegada del buen tiempo con la piel bien preparada y para cuidarla, hay que conocer el estado en el que se encuentra. La primavera recibe una piel seca en muchas ocasiones debido a la exposición al frío durante el invierno, por lo que es fundamental hidratarla. Si cuidamos la piel en esta época del año, tendremos menos problemas con los efectos nocivos del sol de la siguiente temporada. Pero, ¿qué cremas son las más indicadas? La Academia Española de Dermatología y Venereología (AEDV) recomienda aquellas que lleven “componentes humectantes, que atraigan el agua dentro de la piel, como la glicerina, propilén-glicol, urea o lactato sódico. Y también con efecto oclusivo, que sirven de barrera para impedir la pérdida de agua epidérmica, como son la lanolina, silicona y sus derivados”.

Hidratación en zonas sensibles para lucir una piel radiante

Es el momento para poner especial atención en cuello y escote, que hasta ahora han ido cubiertos pero que en breve luciremos exponiéndolos a los cambios climáticos. Hay que extender los cuidados a estas zonas, pero evitando productos agresivos, ya que son muy sensibles.

Las cremas emolientes y humectantes son las mejores para la hidratación. Pero también ahora es un buen momento para tratar arrugas y evitar que se marquen con el efecto solar. Para este fin, las cremas tiene que llevar además componentes como retinoides e hidroxiácidos.

Pronto el sol vendrá con fuerza por lo que el uso de cremas con factor de protección contribuirá a tener una piel mucho más cuidada. Según la AEDV es suficiente con un factor de protección 15 para el día a día, pero ha de aumentarse si practicamos actividades al aire libre o si nos exponemos al sol de forma prolongada.

Si tienes alguna duda de cuál es la mejor manera de hidratar tu piel, no dudes en consultarnos.

Cremas fotoprotección

Belleza aquí

Otros artículos que te pueden interesar