Los efectos del alcohol. Ellas más vulnerables frente a las copas

Borrachos

Fuente: ellitorial.com

¡Ya están aquí las Fiestas de la Navidad! Con ellas vienen numerosas celebraciones, motivo de alegría, reencuentros y buenos momentos. La parte negativa en muchas ocasiones es que estos días vienen acompañados de comidas copiosas y excesos de alcohol, una sustancia depresora del sistema nervioso central que ejerce efecto sobre el cerebro que puede hacer variar algunas de sus funciones (coordinación, atención, memoria…). Su uso continuado también afecta otros órganos como el riñón, el hígado o el sistema circulatorio.
Inicialmente, los efectos del alcohol son sutiles, pero pueden ser peligrosos porque una persona bajo sus efectos no es un buen juez de su conducta.

Consecuencias del abuso del alcohol en el entorno

El abuso del alcohol es una de las principales causas de problemas de salud, de familia, de trabajo y de relaciones sociales. La morbilidad asociada al consumo de bebidas alcohólicas es muy elevada:

  • Accidentes de tráfico
  • Accidentes laborales
  • Muertos por cirrosis
  • Síndrome alcohólico fetal
  • Polineurosis

Efectos adversos del alcohol en el organismo

El consumo exagerado de alcohol o determinados abusos pueden comportar enfermedades cómo: cirrosis hepática, pancreatitis, cáncer de labio, de boca, de laringe, de esófago y de hígado.
A la larga, beber excesivamente puede tener consecuencias en la salud cómo: pérdida de la hambre, deficiencia vitamínica, mala digestión de alimentos, problemas de piel, impotencia sexual, obesidad, gastritis, úlcera gastroduodenal, cirrosis hepática, problemas del sistema nervioso central, pérdida de memoria, dificultades cognitivas y desórdenes psicológicos como la llamada demencia alcohólica. Tambén pueden padecerse enfermedades cardíacas como consecuencia.
Las consecuencias derivadas de la tolerancia y dependencia física, son las siguientes: ansiedad, temblor, insomnio, taquicardia, hipertensión, y puede desembocar en un delírium trèmens si no se tratan adecuadamente.

El consumo de alcohol durante mucho tiempo incrementa algunos riesgos que atentan cotra la vida

  • El riesgo de tener un accidente automovilístico.
  • Las distracciones al trabajo.
  • La tendencia al homicidio o el suicidio.
  • El riesgo de dañar el feto durante el embarazo.

¿El alcohol afecta del mismo modo hombres y mujeres?

La ciencia ratifica que el alcohol perjudica más la mujer. La ciencia ha dedicado buena parte de interés a esta cuestión, y a veces ha adjudicado esta enfermedad al hombre, pero las estadísticas demuestran que el consumo del alcohol entre las mujeres aumenta e incluso supera el de los hombres.
Desde las primeras investigaciones se supo que las mujeres y los hombres no metabolizan el alcohol del mismo modo, y que éste daña más el hígado y el corazón de las mujeres. Una investigación de la Facultad de Medicina del Monte Sinaí (Nueva York) confirma que uno de las tres enzimas que descomponen el alcohol es dos veces más eficaz en los hombres que en las mujeres. También es importante remarcar que la tolerancia al alcohol por parte de la mujer es menor que para el hombre.
La diferencia de sexo determina muchas diferencias en los efectos del alcohol, y está directamente relacionada con el daño cerebral, que en las mujeres es más elevado en el caso de una concentración alta de alcohol a la sangre.
Estudios basados en imágenes de resonancias magnéticas han demostrado que el consumo excesivo de alcohol encoge el cerebro, sobre todo la materia blanca, y aumenta el fluido cerebroespinal. Hace dos años se pudo constatar que en el caso de las mujeres pasa una cosa similar, pero que las mujeres perdían un 11% de materia gris, ante el 5,6% que pierden los hombres.

Te invitamos a entrar en nuestra web:

Alimentación infantil

Farmacia 3D aquí

Fuente principal: cofb.net

Anuncios

Antiinflamatorios y remedios naturales para la regla

dismenorrea

Fuente: olebebe.com

¿Te duele mucho la tripa antes o durante la regla? Lo más probable es que no tengas ningún problema ginecológico. La dismenorrea o dolor en la menstuación afecta a un porcentaje de mujeres de entre el 25% y el 60%. Entre el 1% y el 15% lo presentan con más intensidad y se se identifica como un dolor abdominal y/o pélvico intenso.
Hay que considerarlo un trastorno de cierta relevancia, ya que es una causa importante de incapacitación laboral, de automedicación y de consulta.

Las molestias se deben a que durante el periodo aumenta la producción de prostaglandinas. Estas sustancias hacen que se contraiga el útero para expulsar el contenido menstrual -la capa del útero (endometrio) que se prepababa para ‘alojar’ al óvulo en caso de que fuese fecundado- hacia el exterior.

La dismenorrea puede presentarse no sólo como dolor aislado, sino como un conjunto de síntomas que engloba otros problemas, como náuseas y vómitos (89%), fatiga (85%), diarrea (60%) y dolor de cabeza (45%), y también mareo, dolor de piernas, ansiedad, irritabilidad, depresión e hinchazón.

Dismenorrea primaria y secundaria

La dismenorrea se dice que es primaria cuando se presenta como un dolor agudo o espasmódico en la zona baja del abdomen. En este caso, empieza entre 24 y 48 horas antes del inicio de la menstruación y desaparece gradualmente al final del primer día. Suele producirse en mujeres de entre 17 y 25 años y es poco habitual en edades posteriores o tras haber tenido hijos.
Se denomina dismenorrea secundaria cuando el dolor es más continuo y pesado. Suele aparecer una semana antes de la menstruación, pudiendo aliviarse o empeorar durante la misma, o incluso persistir durante todo el ciclo. Se presenta con mayor frecuencia en mujeres mayores de 30 años y, especialmente, en las que han tenido hijos. La dismenorrea secundaria puede ser un síntoma de una enfermedad subyacente, por lo que es recomendable acudir al médico.

¿Cuál es el mejor remedio para evitar los dolores de la regla?

 Los antiinflamatorios no esteroideos como el ibuprofeno, son los que han demostrado una mayor eficacia con el problema. Tienen un efecto analgésico directo a través de la inhibición de la síntesis de prostaglandinas.

Remedios naturales para el dolor de regla

  • Evitar los estimulantes (ya sea un estado de estrés o el consumo de sustancias como la cafeína) porque las hormonas del estrés (las catecolaminas) aumentan la rigidez del músculo, con lo que contribuyen a acentuar el dolor.
  • Llevar un estilo de vida saludable. También se han barajado medidas como dejar de fumar, el ejercicio o una dieta vegetariana y baja en grasas, aunque pocos estudios han examinado los efectos de las intervenciones en el estilo de vida para el tratamiento de la dismenorrea.
  • Lo mismo sucede con muchos remedios naturales o alternativos, como los suplementos de vitamina B1 (tiamina), vitamina E u omega-3; la acupuntura o acupresión (estimulación digital en los puntos de acupuntura)… Se trata de tratamientros sobre los que, por el momento, no existen suficientes evidencias y tan sólo parecen “posiblemente eficaces”, aunque los autores las consideran estrategias relativamente simples y baratas que pueden usarse solas o combinadas.
  • Otros remedios tradicionales, como la manzanilla, la valeriana o aplicar calor parecen tener cierta base teórica (son relajantes musculares, con lo que se aliviaría la contracción uterina).
  • Recordamos que el mejor tratamiento es tener un embarazo y parto vaginal. En las mujeres nulíparas, el cuello del útero está muy cerrado. Tras un parto vaginal, la evacuación del contenido menstrual es más sencilla, porque no es preciso que haya tantas contracciones.  Muchas mujeres dejan de padecer dismenorrea tras tener su primer hijo.

Encuentra productos naturales en este icono:

Productos Naturales

Naturales aquí

Fuente principal: cofb.net y elmundo.es

Descubre la causa de tu cefalea y disminuye su frecuencia

Dolor de cabeza. Farmacia D. Girbau de Sabadell (Barcelona)

Fuente: latrola.net

La cefalea, que popularmente se conoce como dolor de cabeza, es una sensación dolorosa localizada en el cráneo. Es un síntoma que puede presentarse acompañado otros, como pasa a la mayoría de los procesos febriles, o como síntoma destacado de alguna enfermedad, aunque, igualmente, puede aparecer como única patología.

Casi todo el mundo ha sufrido cefalea en algún momento de la vida, y por eso es uno de los principales motivos de consulta. Son frecuentes las cefaleas que se presentan por situaciones de tensión, estados de estrés, ansiedad o depresión, sea en episodios aislados, que pueden fácilmente relacionarse con aquella situación concreta, o de manera crónica, con manifestaciones, incluso, diarias.

La localización del dolor puede variar, y también llegar a desaparecer durante parte de la jornada; en estos casos, la cefalea suele desaparecer durante el sueño por la noche.

Ya que no existe un tratamiento que acabe con las cefaleas de manera definitiva, es importante encontrar las causas que la originan y evitar que se repitan con frecuencia.

¿Cuáles son las causas más frecuentes del dolor de cabeza?

El factor desencadenante más habitual es el estrés, al cual siguen en frecuencia las alteraciones del sueño, sea por falta o por exceso. Por otro lado, las crisis de migraña también pueden desencadenarse por carencia de alimentación durante muchas horas o, incluso, por la ingestión de determinados alimentos. En estos casos, los alimentos que pueden provocar migrañas varían según la persona; así, por ejemplo, considerando los más directamente implicados en la aparición de crisis, se encuentran los alimentos ricos en tiramina (como queso o chocolate), nitritos (que se incorporan como conservantes a las salchichas, jamón, bacon, etc.) o glutamato sódico (otro conservante responsable del conocido síndrome del restaurante chino, que aparece 20 minutos después de haber empezado la comida con una cefalea sorda, discreta y con sensación de tensión). Finalmente, también el consumo de alcohol, sobre todo de vino blanco y cava, la participación del cual está comprobada, se asocia a su aparición.

¿Qué me puedo tomar si tengo dolor de cabeza?

Sigue leyendo

Hazle frente al dolor crónico. Colágeno y ácido hialurónico pueden retrasar y atenuar los síntomas de la artrosis.

Padecer una enfermedad crónica no significa tener que sufrirla en todo su explendor toda la vida. Existen medicamentos, complementos alimenticios y terapias que pueden ayudar a mejorar la vida.

Un ejemplo es la artrosis, que, según la Sociedad Española de Reumatología (SER), en España, “afecta al 10 por ciento de la población general. La frecuencia con que afecta a las personas aumenta con la edad (sobre todo a partir de los 40-50 años), aunque no se debe considerar a esta enfermedad como una consecuencia ineludible del envejecimiento articular”.

Ya lo dicen los expernos, “no se conoce, de forma definitiva, la causa de la artrosis ni existe cura para ello, pero las investigaciones realizadas hasta la fecha sugieren que existen determinados factores que aumentan el riesgo de padecer esta enfermedad; la obesidad, determinadas ocupaciones y actividades laborales, la herencia y la raza, y el excesivo ejercicio físico se cuentan entre ellas”.

SER explica que “el exceso de peso corporal incrementa el riesgo de artrosis en la rodilla. También es frecuente en los futbolistas por haber recibido golpes y lesiones. El exceso de ejercicio físico es un riesgo para la artrosis.
En algunas familias es más frecuente que aparezca la artrosis por transmitir en sus genes alteraciones en la producción de proteínas (colágeno) muy importantes para la fabricación de un cartílago articular normal. Algunas mujeres con predisposición hereditaria pueden desarrollar artrosis en los dedos de las manos. De hecho, la artrosis de las manos y las rodillas es más frecuente en mujeres”.

Uno de los mayores poblemas que experimientan las personas con artrosis es el dolor. Los pacientes pueden tener más dolor cuando baja la presión atmosférica o hay más humedad, aunque los expertos aseguran que “la artrosis no es debida a los cambios de clima, y por tanto, el aumento del dolor no significa que la lesión artrósica haya empeorado con un cambio de climatología”.

Entonces, ¿qué se puede hacer contra la artrosis?

Podemos atenuar los síntomas con analgésicos y antiinflamatorios. Y, por otra parte, se puede retrasar la evolución evitando los riesgos antes mecionados así como con la ingesta de colágeno y ácido hialurónico. Ambas sustancias favorecen la conservación del cartílago, cuyo desgaste ocasiona la artrosis. El colágeno contribuye a la regeneración natural de los tejidos, mejora la movilidad  de las articulaciones, reduce el dolor y previene lesiones deportivas. El ácido hialurónico permite recuperar la viscosidad y elasticidad, también disminuye el dolor y contribuye a mejorar al movilidad de las articulaciones.

Un complemento que puede ayudar a mantener la flexibilidad y lubricación de las articulaciones es Epa Plus, a base de colágeno y hialurónico. Pregúntanos o búscalo en este icono de nuestra web:

El ácido hialurónico o derivados de la cortisona también se administran en ocasiones en forma de infiltraciones dentro de las articulaciones. SER indica que “a veces pueden resultar necesarias para el tratamiento. El ácido hialurónico es similar al líquido articular y se administra en tandas de 3 a 5 inyecciones (una cada semana)”.

Otros medicamentos también pueden aliviar  la sintomatología y retrasar la evolución de la enfermedad como “el sulfato de glucosamina es un medicamento que podría actuar como nutriente del cartílago articular artrósico. En el mismo grupo que el sulfato de glucosamina se encuentran el condroitín sulfato y la diacereína, con un mecanismo de acción diferente a los antiinflamatorios y que pueden necesitar varias semanas de tratamiento para producir alivio”, según SER.

La caída del cabello en las mujeres. ¿Falsa alarma o problema?

Cuando se habla de caída del cabello, se tiende a pensar que es un problema masculino, pero hay mujeres que también lo sufren. Por otra parte,  entre las mujeres a veces hay cierto alarmismo cuando se cae el pelo debido a su propio ciclo natural, entre otras causas, por la longitud del cabello, que da la sensación de haberse caído más cantidad.

El cabello tiene un ciclo vital en el que crece y cae, pero es sustituido por otro nuevo que acabará teniendo las mismas características que el pelo perdido. Cada pelo presenta 3 etapas en su desarrollo: la primera, de crecimiento o anágena, dura entre 2 y 6 años; la segunda de reposo o catágena ocupa alrededor de 3 semanas; y la tercera  de  caída o telógena que transcurre a lo largo  de 3 a 4 meses y supone la pérdida de 80 a 100 cabellos al día.

¿Cuándo podemos hablar de un problema en la caída del cabello? Sin llegar a la alopecia, “el problema se plantea cuando hay una desproporción entre el cabello que cae y el que nace, o bien cuando el cabello nuevo no tiene la misma calidad que el que ha caído, por lo tanto en la mayoría de las ocasiones la alopecia es más un problema de calidad que de cantidad”, según la Asociación Española de Dermatología y Venereología (AEDV).

Los tipos de caída que suelen presentar las mujeres en mayor medida son los denominadios, efluvios, que a su vez pueden ser originados por diferentes causas:

EFLUVIOS

El efluvio “desprendimiento” es una  alopecia difusa, aguda o crónica, producida como resultado de una agresión exógena o endógena sobre los folículos pilosos, que origina  una alteración de su ciclo.

PRINCIPALES CAUSAS DE EFLUVIO ANAGÉNICO AGUDO:

  • Enfermedades endocrinológicas: Hipopituitarismo,enfermedades tiroideas, diabetes mellitus, síndrome poliglandular autoinmune, síndrome de Cushing
  • Estados carenciales: desnutrición, depleción aguda de nutrientes,  déficit de zinc, cobre, biotina, hierro.
  • Fármacos: Antimitóticos, hipervitaminosis A, Interferón
  • Radiaciones ionizantes
  • Drogas y tóxicos: Mercurio, sales de talio, arsénico, cobre, bismuto, ácido bórico.
  • Otras alteraciones: Insuficiencia renal crónica, neoplasias, lupus eritematoso sistémico.

PRINCIPALES CAUSAS DE EFLUVIO TELOGÉNICO AGUDO:

  •  Fisiológicas: Postparto, postnatal.
  • Estrés o trauma: Cirugía mayor, infección severa, aborto, dietas hipocalóricas, tensión emocional
  • Radiación ultravioleta.
  • Fármacos: Antiretrovirales, ácido acetil salicílico, propanolol, carbamacepina, enalapril, fenitoína, litio, levotiroxina, heparina, aciclovir etc..
  • Otras enfermedades: Sífilis, procesos linfoproliferativos, enfermedades inflamatorias intestinales, amiloidosis sistémica, síndrome de eosinofilia mialgia.

Existen diferencias clínicas importantes entre ambos tipos de efluvio, así el anagénico se caracteriza por desencadenarse de forma brusca e intensa, ser muy evidente tanto para el paciente como para el médico, presentar un antecedente patológico cercano y  mostrar una  pilotracción claramente positiva. El efluvio telogénico en cambio tiene  un inicio más insidioso, es  poco perceptible, presenta una pilotracción débilmente positiva y el desencadenante hay que buscarlo en un espacio previo de 2 a 4 meses.

EFLUVIOS CRÓNICOS

El efluvio anagénico crónico es una displasia pilosa, generalmente idiopática y puede asociarse a alteraciones congénitas. Se puede presentar en la infancia, lo más frecuente, en la adolescencia o en la edad adulta y aunque no tiene tratamiento suele mejorar con el tiempo. Con respecto al efluvio telogénico crónico suele afectar a mujeres entre los 30 y los 60 años de edad siendo el inicio brusco y presentando brotes , la mayoría  con carácter estacional, en su evolución.

Un ejemplo de producto que ayuda a frenar el fenómeno de la caída crónica es el tratamiento de Ducray, Neoptide, de 3 meses de duración. Encuentra el producto entre nuestras promociones de la página web. 

Si tienes cualquier duda y necesitas recomendación sobre qué tipo de tratamiento es el mejor para tu caso, consúltanos en cualquier momento.