¿Hace mucho que no vas al baño? Seguro que es la alimentación pero ante la duda, ¡pregúntanos!

Estreñimiento

Fuente: megustaestarbien.com

Una de las consultas frecuentes en la farmacia es la dificultad para ir al baño. Es difícil definir exactamente qué es estreñimiento, puesto que los hábitos intestinales normales pueden ser muy variables entre personas. Entonces, ¿cuándo podemos considerar que hay un problema de extreñimiento? De acuerdo con una definición internacional reciente, el estreñimiento se puede definir como la dificultad para defecar más de un 25% de las veces y/o realizar menos de 3 deposiciones semanales.
No se trata de una enfermedad, sino de un síntoma habitualmente asociado a alguna disfunción.

Causas principales de extreñimiento

Puede ser originado por muchas causas, aunque la más frecuente es una alimentación inadecuada, pobre en fibra y agua, y la carencia de ejercicio físico.

Aún así, pueden existir otras causas que hay que valorar cuando el proceso no mejora.

En los pacientes adultos de más de 40 años, si se producen cambios repentinos del ritmo intestinal sin una razón conocida (estrés laboral, cambio de dieta, de residencia etc.) se recomienda una consulta médica.

Es muy frecuente también el estreñimiento ocasionado por algunos fármacos como la codeïna, o por el abuso de laxantes.

Consejos para ir mejor al baño

  • Mantener una dieta rica en fibra, o sea, legumbres, cereales integrales, fruta fresca sin pelar y verduras hervidas y crudas. No abusar de las especies.
  • Beber líquidos (agua) abundantemente, mínimo 1,5 l.
  • Evitar el sedentarismo, haciendo ejercicio físico con regularidad.
  • No contenerse nunca cuando se tenga necesidad de ir al baño, intentando que el cuerpo se habitúe a evacuar a la misma hora. Si no se consigue, dedicar un rato, huir de las prisas.

¿Qué hay que hacer si se sufre estreñimiento?

No hay que abusar nunca de los laxantes. El objetivo del tratamiento es la reeducación intestinal, por lo que no es adecuado abusar de laxantes ni de medidas caseras que provocan la defecación rápida (aceite o agua caliente en ayunas). Estas medidas son adecuadas en ocasiones esporádicas puesto que, si se abusa, el intestino se acostumbra a funcionar sólo cuando existe la provocación. Tenemos que procurar que nuestras tripas funcionen sólo ayudándolos con mucha fibra, agua, ejercicio físico y horarios regulares.

Tratamiento higiénicodietético

Una dieta rica en fibra evita el estreñimiento. Antes que nada es conveniente conocer si nuestra dieta es adecuada en su contenido en fibra, y aplicar si procede las medidas preventivas anteriormente mencionadas.

A continuación detallamos una serie de consejos alimentarios para seguir una dieta rica en fibra:

  • Hay que comer más verduras, sobre todo crudas, legumbres y cereales enteros (o integrales).
  • No abusar de los zumos en la alimentación de los niños, y acostumbrarlos más a tomar la fruta entera con la piel muy limpia.
  • Los frutos secos también es una excelente fuente de fibra, aunque hay que tener presente su alto contenido calórico.
  • Es conveniente acostumbrarse a hacer ensaladas con legumbres, a comer pan integral y, para picar entre horas, mejor fruta en lugar otros productos. Sigue leyendo
Anuncios